Es una de las obras mas impresionantes de la colonia. Fue construida bajo la concepción renacentista del arquitecto Joseph de Porres. Pueden admirarse todavía restos de suntuosas cornisas y magnificas puertas con dinteles de piedras armoniosamente labradas.

En su interior se guardaban valiosas obra de arte y en sus bóvedas reposan los restos de personajes de relevancia, como el del conquistador Pedro de Alvarado, el de doña Beatriz de la Cueva, su segunda esposa y el del gran cronista Bernal Díaz del Castillo.

 
     
 
Con el ripio que fue traído de ciudad vieja por el obispo Marroquin en 1542, se colocaron los cimientos de lo que fue la primera catedral en la nueva ciudad de Santiago. Su construcción y las continuas restauraciones que necesito se llevaron a cabo durante el resto del siglo, principalmente por falta de fondos y debido a los sismos de 1651, 1663 y 1666. Al principio, esta primera catedral tuvo un techo de paja, mas delante de madera artesonada.
     
A partir 7 de 1669, se comenzó a demoler esta primera catedral, para construirse en un sitio la segunda catedral, que fue inaugurada en 1680. Su disposición fue la de una catedral española típica de la época, majestuosa en su arquitectura y adornada con tesoros de gran valor artístico realizados por notables escultores, pintores y orfebres.

Elevada al rango de Metropolitana en 1743, fue seguramente la mayor y más lujosa de Centroamérica.

 
     

Entre sus ruinas podemos apreciar la fina decoración esculpida en su cúpula, capiteles de pilares y pilastras, cornisas y bóvedas.

Durante casi cien años resistió, aunque no sin daños, tres terremotos mayores.

Pero en 1773, el terremoto de santa marta la destruyo por completo, dos de las capillas que quedaron casi intactas estaban a la entrada, se restauraron a principios del siglo XIX y constituyen actualmente la llamada parroquia de san José.

 

 

 
 
AntiguaGuatemalaOnline.Com
Design by CompactDeveloper.Com
Copyright © 1999 - 2004. All rights reserved.

 

WebMaster:  info@compactdeveloper.com